miércoles, 31 de agosto de 2011

PILOTOS DE LA TC YA SE ALISTAN PARA TEMPORADA 2012

La importancia que viene logrando la Categoría Turismo Competición en nuestro país es cada vez mayor. Prueba de ello es que nunca antes se había visto a los pilotos nacionales trabajando con tanta anticipación con miras a una próxima temporada. Lo mismo está sucediendo con el Autódromo La Chutana, que día a día muestra una mejor cara y se alista inclusive a recibir a las internacionales Fórmula Pan Am GT Series y la Monomarca Fiat Abarth.Mientras pilotos de la talla de Ernesto Jochamowitz y Raúl Orlandini ya han recabado los respectivos reglamentos que regirán la TC en el 2012, la joven promesa del automovilismo peruano Alessio Zucchi cerró con el Fuchs Rally Team para que atienda su flamante Fiat Línea, modelo que corre actualmente en las TC argentina. El auto será preparado por el experimentado ingeniero gaucho Gustavo Donadio, quien está analizando los planos del nuevo coche.

“Quisiera agradecer a la Turismo Competición por el gran apoyo que me da. Acabamos de cerrar con Nicolás Fuchs la transformación de nuestro Fiat de calle en uno de carrera y la atención en pista para todo el otro año. Estaremos dirigidos por el Ing. Gustavo Donadio. Les aseguro una magnífica temporada para el automovilismo de circuito, 100% profesional y de la mano de los mejores aliados del medio,” señaló Zucchi.

El caso de Alessio no es el único. Diego Málaga, ganador de la última competencia en la TC 1600 adquirió un Peugeot 306 para ingresar a la TC 2000. Kia también confirmó su presencia para el venidero campeonato nacional de circuito, sumándose a las marcas Honda y Toyota ya presentes. Extraoficialmente se supo también que Volkswagen, Chevrolet y MG están negociando su ingreso, mientras Tomás Oneto hace lo propio con un Honda SI. El kartista César Oré debutará en la TC Light con un Honda Integra.

El crecimiento de la Turismo Competición y del Autódromo La Chutana va a mil por hora. Nada ni nadie detendrá el éxito del automovilismo de circuito en el Perú. La mejor prueba de ello es que nunca antes se había visto a los involucrados en una categoría laborar con tanto tiempo de antelación, como para confirmar el dicho ‘al que madruga Dios le ayuda’.